El riesgo independentista

La economía española salió de la recesión en el tercer trimestre de 2013, de hecho creció por primera vez después de nueve trimestres. Además, el PIB crecerá en 2014 alrededor de un 1,5%, casi el doble de lo que en un principio se esperaba.

El buen camino que el país acaba de iniciar depende de lo que suceda en el exterior, pero la mayor parte depende de lo que suceda dentro, y dentro está sucediendo algo que no ayuda nada.

Bandera Cataluña

Me refiero a la amenaza de la realización de una consulta soberanista en Cataluña que desde el punto de vista económico supone cierta incertidumbre que puede modificar las expectativas y el comportamiento de los agentes económicos internos y externos. Tanto es así que los principales fondos internacionales y dos grandes bancos de inversión como son JP Morgan y Citi han incorporado el “riesgo catalán” en sus análisis de la economía española.

Aunque muchos analistas siguen interpretando el problema catalán como una tensión clásica y pasajera entre el Gobierno central y el de la Generalitat, esta realidad obliga a buscar una rápida solución para este asunto y para que, además de los inversores, las empresas o los mercados no comiencen a incorporar la amenaza de la secesión catalana a sus decisiones.

La historia ha demostrado que la ruptura de los Estados tiene efectos negativos para todas las partes. Para Cataluña significaría salir de la zona euro de manera inmediata, lo que obligaría a crear una moneda propia; provocaría la salida del mercado común y asumir nuevas barreras comerciales; incrementaría exponencialmente su déficit; asumiría poderes estatales que supondría un aumento de impuestos… y muchos más inconvenientes. Para el resto de España las consecuencias no serían pocas, puesto que perdería una comunidad con un importante peso económico debido a su fuerte tejido industrial y comercial.

¿Querría una empresa invertir en un territorio que no se sabe si dentro de unos años estará fuera de la UE y si pagarán en euros o en “denarios catalanes”? Cualquier inversor buscaría un país estable para asumir los menos riesgos posibles.

Apenas hay gente que crea que Cataluña se independizará y todo este asunto no deja de ser una estrategia para conseguir más privilegios, como puede ser la independencia fiscal o su propia hacienda para gestionar sus propios ingresos. De paso, todo esto también sirve para crear una gigantesca cortina de humo que tape los auténticos problemas de esta comunidad autónoma: el paro y los brutales recortes en el sector público.

Anuncios

Acerca de Alberto

Diplomado en Ciencias Empresariales. Técnico Superior en Gestión Comercial y Marketing.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s